Como una tragedia griega

Posted on diciembre 4, 2008. Filed under: La crónica |

¡Guata con ñeque, Shrek, lobo marino, chancho, gorreao, cerdo, porky! eso era lo más decente que le gritábamos en la galería al lineman y fue de lo más notable del partido, porque de fútbol lamentablemente nada.

Que ingrata crónica es esta para el hincha y el espectador que va al estadio a alentar a su equipo de tercera división, que sueña con que salga del pozo negro en que está, que le pide a los jugadores que den su máximo esfuerzo, que le pide al técnico que trabaje a conciencia y que motive a los muchachos que están en plena formación como futbolistas profesionales, que quiere ver que de local al menos nos hagamos respetar,que quiere disfrutar con la victoria de los suyos, de su equipo, del único equipo de fútbol profesional de nuestra hermosa ciudad.

El día brumoso y frío amenazaba al llegar al estadio, unos escuálidos rayos de sol recibieron a los equipos, de casaca negra y short blanco los sepultureros de Unión Temuco (alias M. Salas S.A) y de blanco y pantaloncillo rojo nuestro torreón. La hinchada numerosa y la cada vez más grande barra de los Valxlluvia recibieron a los nuestros con los colores al viento y una bengala que furiosa rompía el cielo gris, cayendo luego como un pequeño paracaídista pirotécnico cargado de malas noticias sobre el césped valdiviano, mal presagio muchachos o quizás mucha metáfora de quien les habla. Ajenos al espectáculo, la terna referil se lucía con sus notorios kilos de más y unas poleras verde chillón que les daban un aire caricaturesco de sandías trágicas encargadas de imponer el orden.

Del primer tiempo nada, Unión Temuco especulaba en el fondo con una nutrida defensa y los nuestros intentaban combinar en la mitad de la cancha abusando del pelotazo a dividir para los delanteros. Algo curioso noté y fue que el zurdo Villagrán jugo como central y Brito de lateral izquierdo, ¿invento técnico? perdimos la banda izquierda y todos sabemos el aporte ofensivo que otorga Villagrán, es un error improvisar cuando las funciones resultan y resultan bien. Ninguna llegada clara para los equipos, siendo lo único rescatable de este primer tiempo, la presencia de Navea, ex goleador valdiviano que vino con el antecedente de haber preferido el dinero ofrecido por los temuquenses al amor por la camiseta valdiviana, la hinchada se lo hizo saber, los insultos, los cánticos, la hinchada no perdona a mercenarios Navea y te lo hicimos sentir, tuviste que cambiarte de banda para meterte en el partido, pero no tuvo efecto, te sacamos del partido a punta de chuchadas, ingrata la vida del futbolista pensé, pero bueno la vida es injusta a veces.

Así nos fuimos al entretiempo con la impaciencia de no anotar y el sabor amargo del mal juego. La curiosidad fue la llegada de Pablito Acum al sector de la hinchada a saludar y conversar un rato con los cabros de la barra, cuando se retiraba, le grito ¡eh Pablo! ¿por qué no estás jugando? a lo que responde seriamente, ¡fractura! y siguió su camino. Una lástima, tu coraje y liderazgo faltó en nuestra línea defensiva que majaderamente se tiraba atrás dando espacios en su pasividad.

El segundo tiempo trajo consigo una pequeña alegría, ya que en una carga desorganizada el árbitro pita falta al borde del area y es nuestro capitán Víctor Hernández quien con una preciosa zurda la clava en un ángulo poniéndonos en ventaja, simplemente de otro partido ese gol. Y quizás fue un gol fatídico, porque los temucanos despertaron adelantaron sus líneas y nos atacaron. El equipo lastimosamente se paró muy atrás defendiendo en nuestra propia area, cuando es muy bien sabido que por más hombres que tengamos, por más superioridad numérica respecto a los atacantes rivales, no implica defender bien. Valdivia no supo presionar y tampoco supimos aguantar la ventaja, porque no generamos contras ni administramos criteriosamente el balón, porque a pesar de que tontamente el 9 se hizo expulsar, no supimos manejar todo lo que teníamos a favor y como era de esperarse, con un equipo metido atrás y sin ideas para atacar, el gol vino de tiro de media distancia, para sepultar nuestros errores.

El empate nos mató, anteriormente el profe Soto fue expulsado, no había ya nada, no habían ideas, no había fuerza, no había garra, puros muertos en cancha y los pocos que corrían lo hacían sin encontrar compañeros porque nuestro “ratonaccio” impedía cualquier avance colectivo… eso me extrañó, fue como si esperaran el gol rival y ante eso, no modificaron nada, el mismo esquema, sin soluciones. El primer gol de Union vino de un corner y cabezaso, luego vino la expulsión del capitán Hernández y la noche comenzaba a ser más fría. En igualdad numérica y de marcador, los de Salas se fueron con todo y tendrían su premio ya que con furibundo zurdazo de 30 metros, el número 40 expirando el partido batía a Bustos, un golazo, nada que decir, solamente que colgados del travesaño no ganaremos nunca, pero bueno, como dije en relación a Navea, la vida es injusta a veces.

Y así culmina nuestro sueño por este año, creo que sin más todo lo que ha sucedido este 2008 nos ha dado tremendas lecciones y no me cabe duda que para el 2009 se llevarán a la práctica, porque tenemos todo para llegar al fútbol grande, tenemos la gente alegre e incondicional, tenemos infraestructura que cumple a medias pero cumple (ya mejorará), proyectos, ganas, dirigentes que al parecer son serios pues cumplen los compromisos económicos, lo cual se agradece en este medio tan mediocre y varios jugadores con mucha proyección, solo nos falta la última puntada en estos pocos años de regreso a las canchas, todos confiamos en que la gloria llegará.

Jugadores, desde esta humilde tribuna y a nombre de toda la hinchada, les agradezco por su esfuerzo este año, por el logro y el orgullo de haber sido primeros durante la fase regular, por los goles y las alegrías, por revivir el fútbol en mi amada ciudad. También les pido que dejemos una buena última impresión en lo que queda de campeonato, aunque solo quepa cumplir hagámoslo con responsabilidad y profesionalismo y por último les pido que disfruten la camiseta que llevan y que disfruten el jugar fútbol, porque ustedes son pocos y representan a muchos y hay mucho honor en lo que hacen, haciendo que muchos sueñen a través de ustedes, nunca se olviden de eso y su hinchada siempre los apoyará…

Crónica enviada por Jorge

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: